Diario Clarin, 9 de junio de 2003.-

Se impone un nuevo estilo de comprar: menos outlets y más ferias de diseño

Por falta de stocks para liquidar, los megaoutlets desaparecen mientras las megaferias de diseñadora es jóvenes juntan cada vez más gente. A las últimas tres fueron más de 60 mil personas, que compraron desde ropa hasta objetos de decoración.

Los megaoutlets ya fueron. Aquellos galpones repletos de ropa de marca con pequeñas fallas o de temporadas anteriores están desapareciendo. Por falta de stock, ya no quedan útiles escolares, indumentaria deportiva, libros y discos para revolver y comprar con descuentos. Ahora se impone un nuevo estilo de comprar en las ferias de diseño itinerantes. Se trata de un fenómeno que empezó tímidamente en bares de Palermo Viejo y casas particulares. Y hace dos años no para de crecer.

Los últimos tres eventos se realizaron en la Biblioteca Nacional, en las terrazas del Buenos Aires Design y en un predio del Ejército, en las Cañitas. Con entrada gratuita, convocaron a más de 60 mil personas y se facturaron alrededor de 300 mil pesos. Y van por más: el Campo de Polo y el Hipódromo ya están reservados.

¿Cuáles son las claves de este nuevo éxito? Los protagonistas esgrimen razones que van desde la múltiple oferta —ropa, accesorios, objetos— hasta la posibilidad de conjugar en un mismo espacio un desfile en vivo, un show y una muestra de arte. En estos nuevos centros de consumo también se puede tomar un trago y probar platos exóticos, mientras se elige un vestido o un velador. El menú se completa con espectáculos, propuestas para chicos y DJs en vivo. Un combo explosivo que cada vez convoca más público.

"Es una salida integral para el fin de semana. No necesitamos ir de un lado al otro: todo lo que nos interesa se concentra en estas ferias", dice Nadia Rico, una estudiante de teatro de 23 años que consiguió una cartera de tela por $ 25 y le compró a su bebé de 10 meses un simpático buzo de plush con apliques.

Familias, grupos de amigos y parejas jóvenes deambulan por estas ferias con la sensación de estar participando "en la movida del momento", explican Denise Feil y Paula Duschatzky, de 25, que llevaron cortinas para el baño, lámparas y accesorios en la feria Puro Diseño —de las más exclusivas (la entrada cuesta $ 6), que hasta mañana se puede visitar en Niceto Vega y Darwin (Palermo Viejo).

A diferencia del megaoutlet, donde los consumidores debían hurgar entre cajas de cartón para encontrar una prenda de marca, en las ferias la exhibición es prolija, ordenada y con más glamour. Nada es de marca, pero todo es original, moderno y económico. La mercadería cuesta, en promedio, hasta un 30% menos que en los shoppings. "Nuestro público consume productos exclusivos. Y, además de comprar, busca un lugar de entretenimiento, con diferentes contenidos para pasar un buen momento", dice Rocío Carvajal, una de las productoras de Código País, que se realizó el mes pasado en Las Cañitas y reunió a 18 mil personas en 4 días.

"En las ferias podés encontrar productos con buen diseño y precio, a diferencia de los outlets, donde los productos son discontinuos y de marcas masivas y reconocidas. Las ferias están logrando saciar el deseo de identidad de los consumidores", señalan Claudia Jara y María Lorena Garciarena, de Mujer Milenio, que entre el 15 y el 17 de mayo organizaron por tercera vez la feria Planeta Moda, en las terrazas del Buenos Aires Design, en Recoleta. Más de 20 mil personas se acercaron para ver las creativas propuestas de más de 40 diseñadores y gastaron 100 mil pesos.

Atentos al desarrollo de este nuevo mercado, varios empresarios que en 2002 dieron en la tecla con la movida de los mega outlets, están tras la pista de diseñadores jóvenes para abrir dos megaferias de diseño. Una en Palermo Viejo y otra en la calle Florida, para captar turistas.

"La crisis del año pasado nos sirvió para descargar mercadería. Las empresas se sacaron todo el stock de encima", explica Miguel Morrone, uno de los dueños de Sony Outlet, que en 2002 gerenció el Outlet Hogar. Espacios como Puerto Madero, La Rural y los lofts de Barracas no reeditaron la experiencia.

Ahora, los grandes predios les abren sus puertas a los diseñadores jóvenes, que a fuerza de creatividad, imponen una nueva manera de comprar.

Ferias y Eventos

Diseñadores independientes Venta

Vivian Urfeig. DE LA REDACCIÓN DE CLARÍN.

 

Inicio  -  Publicar gratis  -  diseño web  -  ayuda en línea  

agregar a favoritos  -  Banners  -  política de privacidad

Optimizado para una resolución de 800 x 600 píxeles.  
©  2003-Christian   -   nuestromercado.com.ar. Todos los derechos reservado